Aceite de argán
Aceites

ACEITES DE ARGÁN

El aceite puro de argán, también conocido como el «oro líquido de Marruecos«, es fenomenal para el cuidado de todo tipo de cabellos y los rizados no son una excepción. Es rico en substancias hidratantes y nutritivas, que proporcionan salud y brillo al pelo, y lo fortalecen desde la raíz hasta las puntas. Utilizando aceite de argán, tu pelo se hará más suave y fácil de peinar, además de que las puntas abiertas y la fricción serán cosa del pasado.

Aceites de argán a la venta con mejores opiniones de clientes:

¿Qué aceite de argán elegir?

Si tienes un cabello dañado y seco, tienes que resolverlo lo antes posible. Para ello, el aceite de argán es una magnífica opción. Este producto, totalmente natural, es un regalo del cielo para la belleza y la salud de tu cabello. Conseguirás, por tanto, un cuero cabelludo con fuerza, brillo y suavidad, todo lo que estás deseando.

Hablemos en detalle sobre el Aceite de Argán

El aceite de argán es un producto muy solicitado. Esto es debido a las exóticas materias primas con las que está elaborado y su complejo y largo proceso de extracción, que requiere de muchas horas de trabajo. El argán es una planta que crece principalmente en Marruecos y en algunas regiones de Argelia e Israel. Por lo tanto, es evidente que se trata de una materia prima muy excepcional.

Como dijimos en las líneas anteriores, el aceite de argán es un verdadero regalo para el cabello, gracias a las substancias beneficiosas que contiene:

  • La vitamina E (que actúa como antioxidante).
  • La vitamina A (que nutre e hidrata el cabello).
  • Omega 3 y Omega 6 (para la oxigenación celular).

Todos estos elementos colaboran de forma conjunta para favorecer la regeneración y oxigenación celular del cabello, llenándolo de vida, haciéndolo saludable y fuerte, además de dotarlo de brillo nuevamente.

¿Por qué usarlo?

Durante el día, ponemos en riesgo la salud de nuestro cabello, aunque no seamos conscientes de ello. Los malos hábitos (como la mala nutrición o fumar), la contaminación, la exposición excesiva al sol y la sal pueden debilitar el cabello, volviéndolo frágil, seco y con poca vitalidad. También hay muchas acciones que llevamos a cabo diariamente y que arruinan el cabello como, por ejemplo, utilizar el cepillo de una forma excesivamente enérgica. Todo esto puede hacer un cabello más débil, lo cual le expone demasiado al calor de los secadores.

La solución está en el aceite de argán, un aceite adecuado para todo tipo de pelo, incluso si es muy sensible. Además, te dejará una agradable sensación de frescura sin engrasar el cabello.

¿Cómo se usa el aceite de argán?

Basta con aplicar el producto con el cabello seco realizando un masaje, por medio de movimientos circulares y lentos, de la misma forma que lo haría el peluquero. De este modo, se reactivará la circulación sanguínea de tu cuero cabelludo, hidratando la piel e incluso tratando posibles problemas de caspa, en caso de que existieran.

Una vez que te hayas preocupado por la salud de tu cuero cabelludo, podrás pasar directamente el cabello, aplicando el aceite desde la raíz hasta los extremos. Se debe dejar aplicado durante al menos una hora. En los casos más complejos, donde el pelo está verdaderamente dañado, el producto puede dejarse durante toda la noche para conseguir una mayor efectividad aunque, en ese caso, deberás envolver el pelo en una toalla caliente. Después de dejar el producto sobre el pelo el tiempo deseado, puedes lavarlo utilizando el champú habitual que sueles utilizar, enjuagar bien con agua tibia y, posteriormente, proceder al secado del cabello.

El aceite de argán y el pelo rizado

Los que tienen el cabello rizado saben perfectamente que corren el riesgo de encontrar una maraña de pelo en su cabeza si no lo cuidan de forma adecuada (sin volumen, sin vitalidad…). Es por ello que nunca debería faltar el aceite de argán.

Recuerda

  • El pelo rizado no se debe peinar mojado. Es más recomendable que uses tus manos.
  • Frotar la toalla con suavidad para eliminar el exceso de agua.

Empieza por estos dos puntos y deja el resto para el aceite de argán. Por otra parte, en caso de que este tipo de producto no sea lo que buscas, puedes probar a interesarte por otros aceites para rizos que tenemos en nuestra tienda.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *